«El verano del 2018, supondrá una vuelta a la realidad para el segmento hotelero vacacional en España»

time

Tras un verano donde las cifras vuelven a posicionar a España como uno de los grandes receptores de turismo en Europa, Oscar Bacardit, director general en Hotel Puente Real, Flash Benidorm y Hotel Rosamar, nos da su visión sobre la temporada estival 2017.

  1. El verano ha sido bueno turísticamente hablando, pero, ¿crees que se han cumplido las expectativas ?

Hacer un análisis negativo sobre el año turístico no me parece ni prudente ni razonable, si bien es cierto que las expectativas creadas eran tan altas que al final no se han cumplido al 100%.

Los hoteleros nos habíamos guardado habitaciones para el verano, con el único objetivo de subir precio medio siguiendo la regla básica de cualquier mercado dentro del liberalismo económico: la ley de la oferta y la demanda.

Sin embargo, el resultado no ha sido el esperado, y no tanto por el incremento de rentabilidad, que ya era real con la venta anterior,  sino porque, a mi juicio,  se ha roto en el mercado la idea del valor de la no disponibilidad de habitaciones. 

  1. ¿Te aventuras a decirnos que ocurrirá en el verano 2018?

Bueno, aunque siempre predecir es complicado, es cierto que los hoteleros ya tenemos información que nos puede ayudar a planificar la próxima temporada. Me refiero, por ejemplo, al anuncio de los touroperadores británicos sobre la apertura del destino de Túnez para el verano 18.

Por otro lado, Turquía sigue amenazando con su particular y entendible bajada de precios, con lo que parece que si la estabilidad en el país no se ve amenazada por ningún incidente (algo que deseamos todos) y la percepción de destino seguro se afianza, va a ser el año de la vuelta a la realidad en materia de competencia entre destinos de tradición turística.

  1. Óscar, otro tema que ha sido protagonista este verano en el sector turístico: Turismofobia. ¿Realidad o ficción? ¿El impacto mediático es más de lo que realmente se vive? 

La realidad es que existe un movimiento en contra de la masificación turística. A mi entender es un problema de difícil solución.

Hoy en día, el acceso a viajar es generalizado para la gran mayoría de la población que vive en el mundo desarrollado, lo que ha incrementado exponencialmente los flujos turísticos. Regular esta situación implicaría, entre otros, subir precios, sin embargo, este tipo de medidas contribuirían definitivamente a desquebrajar el anhelado estado de bienestar en cuanto al turismo se refiere.

  1. Vamos ahora a por el TEMA, con mayúsculas de la actualidad hotelera, la distribución. ¿Hemos asistido a una disminución de la dependencia del canal? ¿Las soluciones tecnológicas han tenido algo que ver? ¿Cuál es la tendencia que observas a este respecto?

Como siempre he mantenido, la distribución depende de muchas variables, lo que impide alcanzar una única conclusión genérica válida, a este respecto.

En relación con los hoteles de Sol y Playa, hemos asistido a un incremento de la necesidad de la Tour Operación que no se esperaba en un primer momento. Los precios prácticamente estáticos de estos canales no eran, a priori, la opción del verano, pero la falta de demanda del mercado nacional, la gran cantidad de cancelaciones de la principal OTA y la falta de demanda en el último momento del mercado Internacional, han hecho que este canal haya adquirido esta relevancia inesperada.

Como conclusión, creo poder afirmar que sí ha habido un canal que ha perdido ha sido el gigante holandés de las reservas. Su campaña publicitaria promocionando la facilidad de cancelar las mismas ha hecho que muchos hoteleros analicen sus datos de ventas en este canal, dándose cuenta que en determinadas situaciones el número de reservas efectivas son menores que el de las cancelaciones.

  1. A tenor de los resultados, ¿España está de moda o hemos mejorado de forma considerable nuestra oferta?

España siempre ha estado de moda y siempre lo estará. Disponemos de una oferta hotelera única en cuanto a calidad y  variedad,  de los mejores profesionales del sector y de un clima que asegura a nuestros visitantes unas vacaciones completas.

Nuestro problema no va a ser tanto el  poder seguir siendo competitivos sino los intereses por los márgenes de beneficios que pueden hacer mover a los clientes. Los grandes grupos de Tour Operación turística.

  1. ¿Qué nos espera la temporada otoño-invierno? verano 18.

El año 18 va a seguir siendo un buen año en términos turísticos. Como todos sabemos existen factores que no son controlables por los agentes que intervenimos en el sector y pueden cambiar el escenario rápidamente.

Dicho esto, el efecto del Brexit, junto con la apertura de destinos hasta ahora cerrados por seguridad, entiendo que va a producir un descenso del turismo británico, pero que no va a producir un daño importante al sector.

Estamos en un ciclo bueno, asociado a la inercia del crecimiento y si bien los números no serán como los de este año, van a volver a ser buenos para la Industria.

Como ya he dicho anteriormente, creo que el verano 2018 será el año en el que todo puede volver a la normalidad y en el que los hoteleros que hayan hecho los deberes estos años tan excepcionales afronten este nuevo ciclo en una óptima posición. 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: