La receta original de la mejor web oficial para tu hotel

Existen innumerables formas de elaborar y presentar un plato estrella, del mismo modo que llegada la hora de desarrollar una página web eficiente y productiva, el abanico de opciones es infinito.

Sin embargo, ante tal magnitud de posibles rutas, es fundamental no perderse en el camino y tener siempre en mente el destino final: las ventas. Dicho de otro modo, lo que tiene que estar, tiene que estar. Y alrededor de eso, que cada cual aporte su particular toque personal.

Somos muy conscientes de la importancia de disponer de una buena receta web para incrementar el número de reservas, y contamos con todos los ingredientes necesarios para confeccionarla. Unas veces a fuego lento, otras sólo vuelta y vuelta. Pero siempre respetando la esencia de los productos, su denominación de origen y los paladares de sus consumidores potenciales.

Hubo un tiempo en el que sencillamente bastaba con estar ahí. Sacar la comanda a tiempo era suficiente para satisfacer a un perfil de cliente conformista, sin costumbre de reservar online, muy fácil de sorprender y convencer. Pero éste es un sector cambiante que evoluciona día a día y el panorama hoy es bien distinto…

Las grandes cadenas de comida rápida, las OTAS, que se dejan ver por todos los rincones del mundo digital, con sus nombres y marcas rimbombantes, se establecen en las mejores calles y barrios de la red. Esa es su apuesta fuerte. El gran público se topa con ellas aunque no quiera y así llevan años saciando su apetito, a muy buen precio, por cierto. No enamoran, pero llenan y tampoco saben tan mal. Los hoteleros, que con sus propinas acaban pagando también buena parte de las cuentas, observan como su establecimiento se abarrota, eso sí, a costa de perder galones. ¿Pueden aspirar a más Nosotros sabemos que sí.

Los verdaderos chefs de la tecnología, la comunicación y el revenue management, las “estrellas Michelin” de la venta directa nos hemos puesto el mandil y el gorro, hemos sacado nuestro mejor juego de cuchillos y, block en mano, nos hemos centrado en crear un concepto que, sin renunciar a la excelencia, suponga un reparto más equitativo del pastel para todos. La receta es todo un clásico, y es que a veces en la sencillez está el gusto. Contar con una buena web oficial ayuda, no sólo a vender más, sino también a optimizar el beneficio de tales ventas.

INGREDIENTES DE LA RECETA ORIGINAL

Un mero listado de ingredientes no garantiza que el experimento salga bien. Por eso, a continuación expondremos qué debe incluir una buena web oficial, pero también cómo elaborarla, los tiempos óptimos de su ejecución y de qué manera nos va a ayudar a vender más:

Disponer de una buena receta web es fundamental para incrementar el número de reservas

  • Seleccionar y recopilar minuciosamente toda la materia prima de calidad: Este punto puede parecer evidente, pero conocer el producto en profundidad facilitará que salga a relucir su verdadero sabor, tan apreciado por los clientes. La información previa del establecimiento y de la zona es fundamental, acompañada siempre de fotografías tratadas con mimo, y textos cuidadosamente confeccionados. Es ésta la base del sofrito de la página y es importante no quedarnos cortos. Siempre habrá tiempo de desechar lo que nos sobre.
  • Mezclarlo con el diseño más actual y las últimas tendencias: Ordenar y distribuir todo el material de acuerdo a las tendencias y hábitos actuales de los usuarios es determinante. Estructura, usabilidad, compatibilidad y navegación deben ir de la mano para presentarle al navegante el material de manera clara, atractiva y sugerente en cualquier dispositivo. Que entre por los ojos desde el primer momento.
  • Aderezar todo con el motor de reservas más potente y una buena dosis de control: Aquí es donde los verdaderos maestros desplegamos todo nuestro potencial. Disponer de un motor de reservas potente y versátil, así como de los mejores utensilios de revenue management, nos posibilitará poder ofrecer siempre los mejores precios, ofertas y promociones. Alcanzado este punto, vendiendo como queremos, con la paridad garantizada y la competencia bajo control, estamos muy cerca de servirle al cliente la web más suculenta, con la mejor pinta, al mejor precio.
  • Saltear todo lo anterior con un buen refuerzo de marketing online: Nos ayudará mucho para llevar a los clientes a nuestra web recordarle dónde estamos y qué podemos ofrecerles. Las campañas de email marketing, los clubes de fidelización o la promoción en redes sociales son sólo algunos de los complementos que podemos añadirle a nuestra página para seguir destacando nuestras fortalezas.
  • Emplatar junto al mejor posicionamiento SEO/SEM y varias dosis de confianza: Puede que hayamos desarrollado el sitio más completo, pero si no nos encuentran habrá servido para poco. La página del hotel debe aparecer siempre en las mejores posiciones en los buscadores, metabuscadores y OTAs, y una vez dentro, habrá que recordarle a los visitantes que han llegado a la Página Web Oficial, que ésta le ofrece la posibilidad de reservar de forma 100% segura, sin gastos de gestión y al mejor precio online. Todos estos detalles aportan inspiran y evitarán huidas para comparar o reservar por otros canales.

Los hoteleros necesitan una página web oficial que reúna todos estos requisitos que, sin lugar a dudas, conllevarán necesariamente un incremento de sus ventas directas. El motor de reservas, las herramientas de revenue management, el diseño, el
marketing online y un buen servicio de asistencia telefónica trabajan como un todo compacto e indivisible en favor de la web oficial y de las reservas a través de la misma.

Suprimir cualquiera de estas partes en el proceso de desarrollo y construcción supondría asumir un riesgo innecesario. Equivalente, por ejemplo, a eliminar el pepino de la receta del gazpacho, algo  muy de moda últimamente. Puede que sigan llamándolo gazpacho, pero nunca será el oficial. Ni sabrá, ni venderá igual.