Paraty Tech’s Motivation Day: cuatro grupos, un gran equipo

Como cada año por estas fechas, el pasado 27 de septiembre celebramos nuestro tradicional Motivation Day. Una jornada para desconectar, evadirse, hacer piña y disfrutar.

Paraty Tech no ha dejado de crecer desde su nacimiento en 2012 e iniciativas como esta sirven también para que los veteranos presuman y se vanaglorien de su condición, mientras los nuevos sufren las consecuencias del duro ritual de iniciación: la ineludible tanda de chistes, micro en mano, durante las dos horas que suele durar el viaje de ida en autobús. Cuanto peor es el chiste, mayor la aceptación y el clamor popular. Sin duda, un buen modo de romper el hielo, aliviar tensiones y ayudar a sentirse integrado desde el primer momento.

En esta ocasión el lugar elegido no fue otro que Wakana, en el corazón del Parque Natural de los Alcornocales (Cádiz), asentado sobre un lago con tres islas. “Uno de los enclaves naturales más mágicos y protegidos de la antigüedad”, explican en su página web.

Aunque, por experiencia, todos tenemos claro ya que lo de menos son el qué y el dónde, y que por encima de todo lo que prima es el con quién, no le hicimos ascos ni a la paella, ni a la ensalada, ni tampoco a las bebidas fresquitas con las que el personal del complejo nos dio la bienvenida. Exprimimos al máximo la polémica barra libre, porque el sol apretaba fuerte y había que coger fuerzas para las posteriores actividades.

El kayak y los inocentes juegos de team building que nos habían preparado, sirvieron para volver a constatar que, en general, no nos gusta perder ni a las chapas. En cada aro que encestar, en cada bola que patear, en cada botella que derribar, lo dimos todo, animando y empujando como si no hubiera mañana. ¿Quién ganador? Nunca lo sabremos.

Y para muestra, un “fotón” (o varios).